Embajada de la República Checa en México

česky  español 

Búsqueda avanzada

Aviso del artículo Imprimir Decrease font size Increase font size

Folklore en Bohemia, en Moravia y Silesia

Al cruzar la frontera de la República Checa del oeste, sur, norte o este, el viajero entra cada vez en regiones de diferentes tradiciones populares. En Bohemia, Moravia y Silesia el viajero puede tomar parte activa en ceremonias folklóricas, porque el folklore en la República Checa está todavía

Al cruzar la frontera de la República Checa del oeste, sur, norte o este, el viajero entra cada vez en regiones de diferentes tradiciones populares. En Bohemia, Moravia y Silesia el viajero puede tomar parte activa en ceremonias folklóricas, porque el folklore en la República Checa está todavía vivo y tiene un lugar único en el contexto europeo.

Hay tradiciones y fiestas que se celebran en diferentes temporadas del ano.

Pascua

Después de terminar el invierno llega el tiempo de las fiestas de primavera. Justamente en esta temporada los pueblos checos están llenos de abigarradas procesiones de ninos con ramilletes verdes, huevos pintados y gallardetes en corbachos de retonos atados de sauce llorón. De los siete domingos previos a la Pascua, el quinto - llamado Negro o de Muerte - es el más importante porque es el día en que el invierno se lleva fuera de los pueblos. El invierno está personificado en un maniquí de paja que se lleva fuera del pueblo en un lugar donde se ahoga o quema. Estas fiestas son típicas para las regiones de Valassko, Hornacko, las tierras Altas de Bohemia y Moravia o en las regiones de Chodsko o Blata. Cuando llega el sexto domingo - el de Ramos - los ninos checos de Blata, andan con una muneca, trayendo el Nuevo verano.
Los últimos cuatro días antes de la Pascua se oyen carracas y matracas en mediodía y por las tardes, sustituyendo la campanas. En la región morava de Podluzi se ven flores efímeras de primavera en los umbrales de las casas, en los patios y las ventanas. Son flores pintadas con jabón, humedecidos con el agua o sembrados de arena. Se pinta el revestimiento de las ventanas, los portales de las bodegas y las capillas, las salas y se blanquean las casas.
En Resurección del Sábado de Gloria en cualquier iglesia en Domazlice, Kyjov, Blatnice, Breclav o Vlcnov se pueden mirar con gusto los trajes festivos de mujeres y muchachas de regiones. Las fiestas culminan el lunes cuando los jóvenes rondan los pueblos con corbachos de retonos de sauce llorón.

Mayo

Un día antes del 1 de Mayo se queman "las brujas". Es una noche de vigilia de primavera al amor de la lumbre con una fiesta animada, canciones y música. Para esta ocasión es característico tambin el secreto de las relaciones amorosas. La noche de San Felipe y San Jacobo (30 de abril), llamada también de Valpurga, de la bienvenida a la primavera.
Las más ceremoniosas de las fiestas de primavera son las fiestas de las "pequenas reinas " y las cabalgadas de los "reyes", otrora conocidas en todas las tierras checas, mientras que hoy día se observan solamente en Eslovaquia Morava y la reión de Haná. En Vlcnov cabalgaron en los últimos decenios más de 60 "reyes" y estas fiestas se celebran también en Hluk, Skoronice y Kyjov.
En la región de Breclav anuncia la llegada de la primavera una virgen coronada - la "pequena reina" - con largos cabellos sueltos que sobre un plato lleva otra corona blanca. Las canciones y los bailes del Pentecostés figuran entre las tradiciones folklóricas más antiguas de estas tierras.

Septiembre y Octubre

Todos los sábados y domingos de septiembre y octubre hay verbena en un pueblo, se celebran bodas, se "cierra" o "abre" una vina, en otro pueblo toca una banda, rondan allí jóvenes en trajes tradicionales con una garrafa de vino e invitan al baile. A todo visitante de las verbenas se le ofrece un agasajo, especialmente en la casa de la novia o del novio. En Bohemia solía celebrarse la mayoría de las verbenas en 28 de septiembre, fiesta de San Wenceslao, aunque la fecha más preferida era el día del santo al que estaba consagrada la iglesia local. El emperador José II decreto en 1786 que se celebrara la fiesta mayor en todo el país el mismo día, es decir el primer domingo después de San Galo. A partir de entonces había dos verbenas: la de San Galo, o sea imperial, y la segunda verbena el día del patrono local. Y una semana más tarde se celebraba una fiesta menor.

Bodas

Bodas podían celebrarse desde la Navidad hasta el Miércoles de ceniza y de nuevo después de la cosecha cuando había bastantes alimentos y menos trabajo en el campo y en casa. Las bodas son ceremonias dignas de atención con numerosas costumbres. Hoy día y como un recuerdo de tinte de exclusividad se celebran hasta hoy día en trajes tradicionales en las regiones de Chodsko, Polabí y en Eslovaquia morava, concretamente en los pueblos de Vlcnov, Kyjov, Bojanovice o Tvrdonice. las bodas aparecen con frecuencia como temas de representaciones folklóricas y su matiz poético es acentuado en bailes ceremoniosos, canciones y música. también en este caso se han conservado elementos de teatro popular - el ofrecer, por fuerza, de un muneco de nino al novio de parte de una mujer seducida y el rescate por el muneco al final de la procesión de bodas o incluso un secuestro.

Invierno

El período poético del descubrimiento de secretos y el período de ceremonias mágicas comienza el 30 de noviembre y termina alrededor del 31 de diciembre. En el pasado se profetizaba de verdad, mientras que hoy día is más bien un juego o incluso teatro popular. En la región checa de Blata alrededor de la ciudad de Sobeslav se ven hasta hoy día (4 de diciembre) las "Barbaritas". Entre cuatro y seis muchachas vestidas de blanco con caras veladas, una escoba, una campanita y un nódulo regalan a los ninos trozos de manzanas secas y manzanas enteras y los exhortan que sean buenos. El 5 de diciembre rondan casas San Nicolás con un diablo y un ángel y antes del 13 de diciembre Santa Lucía con cara empolvada de harina o con un largo pico blanco y se interesan por el orden en cada hogar.

Pero en la región de Podlesí en los montes de Sumava causan espanto entre los hombres porque los obsequian con diversos tipos de picardía: los maltratan, empujan y afeitan. Es una venganza femenina por todas las penas e insidias de la vida, cometidas contra el sexo femenino. Esta costumbre tiene sus variaciones: algunas veces salen corriendo a su encuentro muchachos disfrazados de diablos para defender a los hombres. Después de Nochebuena es agradable ir a la fiesta de San Esteban con música, bailes y canciones. Las mejores fiestas tienen lugar en la región de Chodsko o en Moravia del Sur.
En los Montes Gigantes (Krkonose) cerca de Jilemnice, Vysoké nad Jizerou y Benecko o en las Tierras Altas de Bohemia y Moravia desde Usti nad Orlici hasta Trebíc hay en estas fechas exposiciones de pesebres hogarenos que se montan allí ya a partir de mediados de diciembre y no se depositan en pequenas arcas antes de mediados de febrero. Los pesebres suelen presentar amplios escenarios, algunas veces entre dos a doce metros de largo, suspendidos en las cuatro paredes de una habitación en anaqueles de madera debajo del techo.
En el tiempo de los Reyes magos se ven muchachos vestidos de blanco cantando villancicos. Éstos después de todo, se pueden ver en toda Silesia y también en Moravia, empunando con frecuencia un ramo adornado de abeto.

Carnavales populares

Las fiestas más variopintas y animadas son los carnavales populares que se conocen bajo nombres diferentes y se caracterizan, en esencia, por el "enterramiento de Baco" al final del invierno. En algunas partes es representado pro un maniquí del hombre viejo o un oso de paja, uno de los caballitos o la Madre del carnaval, en otras partes sólo un contrabajo. Es que después del martes de las carnestolendas las bandas dejan de tocar y no hay más bailes porque comienza la cuaresma. En los carnavales se ve una serie de máscaras primitivas cuyo significado y simbolismo era poco conocido. La muerte y la reanimación junto con la ceremonia de fecundación son viejos principios del eterno ciclo de la vida y la naturaleza que encuentran diversos reflejos en este gran teatro popular. Durante las carnestolendas, en la frontera de Moravia y Eslovaquia pasean bailadores con sables de madera que bailan entrelazándose en una cadena cerrada. Es un viejo baile que recuerda el eterno ciclo de la vida y de las estaciones del ano y figura entre los tipos de bailes que festejan el sol. En Strání este baile se baila hasta hoy día en trajes tradicionales. En la región de Horazdovice y Strakonice en Bohemia del Sur se representa en los carnavales una boda cómica que es también uno de los temas de una costumbre de otono y recuerda el teatro popular.

Museos de arquitectura popular

El viajero puede formarse una idea amplia de la construcción de distintas fincas en uno de los siete museos de arquitectura popular al aire libre. Allí verá edificios agrícolas funcionales, medios de transporte y talleres de artesanos. También encontrará allí, por supuesto, una antigua taberna. En Roznov pod Radhostem podrá ver incluso la producción tradicional de quesos, pasteles, salchichas, carne ahumada y licor de ciruela. En las bodegas de Straznice el viajero podrá escoger entre vinos originales de marcas de alta calidad.