Embajada de la República Checa en México

česky  español 

Búsqueda avanzada

Aviso del artículo Imprimir Decrease font size Increase font size

Lídice por siempre

La tragedia de Lidice registrada del 9 al 10 de junio de 1942, resultó una noticia que conmocionó al mundo. En Europa central, al oeste de Praga (ex-Checoslovaquia, actualmente la República Checa), se localizaba la aldea de Lídice, con tan sólo 503 habitantes. Haciendo un poco de historia,

La tragedia de Lidice registrada del 9 al 10 de junio de 1942, resultó una noticia que conmocionó al mundo. En Europa central, al oeste de Praga (ex-Checoslovaquia, actualmente la República Checa), se localizaba la aldea de Lídice, con tan sólo 503 habitantes.

Haciendo un poco de historia, recordemos que en septiembre de 1941 asumió el cargo de "protector sustituito" de Checoslovaquia el General de la policía hitleriana Reinhard Heydrich y empezó el período del más brutal terror fascista en Checoslovaquia. Diariamente morían patriotas, que participaban en la lucha de liberación nacional.

El 27 de mayo de 1942 se cometió un exitoso atentado en contra de Reinhard Heydrich. Esto motivó la furia de Hitler que dictó las siguientes medidas:

  • Todo hombre arriba de 15 años deberá morir.

  • Todas las mujeres deberán ser llevadas a los campos de concentración.

  • Seleccionar a los niños para ser reeducados (germanizados)

  • La villa deberá ser destruida y desaparecida de la tierra.

La noche del 9 al 10 de junio de 1942, como venganza por el asesinato de R. Heydrich, en Lídice fueron ejecutados 173 hombres que oscilaban entre los 15 y 84 años de edad, y tirados a una fosa común, las mujeres fueron expuestas a sufrimientos inimaginables y 106 de los niños que no cumplieron los criterios raciales para ser germanizados fueron enviados a un campo de concentración; 84 de ellos, para ser exactos, fueron transportados al campo de exterminio de Chelmno y asesinados en cámaras de gas.

Los fascistas hicieron volar todos los edificios y destruyeron las casas e incluso el cementerio. Completada la matanza, tras tropas alemanas quemaron Lídice, dinamitaron lo que quedaba en pie y nivelaron los escombros.

Lídice, la aldea arrasada y quemada, sacudió de inmediato la conciencia del mundo. Debía ser una advertencia a todos los que luchaban contra el fascismo. Sin embargo, se convirtió en un símbolo de lucha contra la injusticia.


Desde entonces, el día de la destrucción de Lídice se reúnen, en la planicie de la aldea, miles de personas de las Repúblicas Checa y Eslovaca, así como de diversas partes del mundo, con el propósito de recordar a la aldea de Lídice y a quienes murieron en aquella ocasión.

En la capital mexicana existe el barrio San Jerónimo Lidice, así como el nuevamente reconstruido Teatro Lídice, la Plaza Lídice y Colegio Lídice. La Embajada junto con la Alcaldía de la Colonia Magdalena Contreras organiza todos los años en junio un acto conmemorativo.

Como homenaje a la aldea Checa de Lídice, el domingo 30 de agosto de 1942, el Departamento del D.F., en colaboración con el Departamento de Turismo de la Secretaría de Gobernación, organizó una ceremonia para adicionar el nombre de Lídice a la población de San Jerónimo, en la Delegación de la Magdalena Contreras.
A 60 años de la tragedia de Lídice el Gobierno del D.F. en la Magdalena Contreras ratificó su compromiso con la paz, la justicia y la solidaridad e inauguró en la Plaza Lídice un mural "Luz y muerte" realizado por Ariosto Otero).