česky  english  español 

Búsqueda avanzada
na_celou_sirku
Photo: Embajada de la República Checa en Bogotá
Aviso del artículo Imprimir Decrease font size Increase font size

El ganado checo ayudará a aumentar la producción de leche en el piedemonte andino

En el transcurso del año 2021, se implementó con éxito un pequeño proyecto local que pretendía contribuir al aumento de la producción de leche a largo plazo en granjas de aproximadamente 600 familias de pequeños agricultores en el departamento de Caquetá. El objetivo del proyecto consistió en ofrecer a la comunidad local una forma de vida económicamente sostenible en esta zona de posconflicto en Colombia. En el marco del proyecto se logró realizar la primera entrega de dosis de inseminación de ganado manchado checo a Colombia. La importación estuvo acompañada de una serie de obstáculos previstos e imprevistos. Sin embargo, finalmente se logró efectuar con éxito gracias a la estrecha cooperación del realizador local, la empresa checa Natural y la Embajada de la República Checa en Bogotá.
 

El departamento de Caquetá está ubicado en el borde oriental de los Andes colombianos donde las montañas de tres mil metros de altura caen abruptamente hasta los llanos. El paisaje de color verde intenso está compuesto de mosaicos de pastizales, campos y bosques. Está entretejido con una densa red de extensos ríos que recorren cientos de kilómetros hasta sumergirse en la impenetrable selva amazónica en el oriente. No obstante, esta hermosa región fue muy afectada por el conflicto armado interno en el pasado. Situación que acentuó la desigualdad, aumentando en algunos lugares la pobreza y vulnerabilidad de sus habitantes.

Desde la firma de los acuerdos de paz en 2016, la situación ha mejorado significativamente y el departamento ha empezado a respirar el aire de tranquilidad nuevamente. En esta nueva realidad, las comunidades locales están buscando una manera sostenible de vivir. La actividad económica tradicional en la región es la ganadería, cuya historia se remonta al siglo XIX. Sin embargo, la manera de criar ganado sigue siendo poco efectiva, y en su forma actual, ofrece u menor ingreso, especialmente, para los pequeños agricultores que poseen apenas unos pocos animales. Además, a pesar de la mayor presencia de las fuerzas de seguridad del Estado, en la región siguen operando las disidencias de la guerrilla que no se han adherido a los acuerdos de paz, generando grandes desafíos en tema de seguridad y calidad de vida de los caqueteños.

Por tal motivo, apoyar una producción agrícola sostenible en términos tanto económicos como ambientales se vuelve un elemento clave para la estabilización económica y de seguridad de toda la región. Es precisamente lo que buscó el pequeño proyecto local de la asociación AgroAmazónica, llevado a cabo en 2021 en cooperación con la Embajada de la República Checa en Colombia, y apoyado parcialmente por el gobierno checo. AgroAmazónica lleva mucho tiempo trabajando con las familias de pequeños agricultores con el fin de mejorar sus condiciones de vida. Les asesora acerca del mejoramiento de las prácticas de cría, brinda revisión veterinaria básica de animales enfermos, y les ayuda a participar en las cadenas de suministro comerciales de mayor valor agregado. El proyecto en cuestión se enfocó en facilitar a la asociación un equipamiento veterinario básico, dado que sus tres veterinarios encargados de cubrir las necesidades de más de 600 familias campesinas habían trabajado hasta entonces literalmente con sus propias manos.

Gracias a las condiciones naturales, las vacas en Caquetá dan leche de muy alta calidad con un elevado contenido de grasa. Sin embargo, la cantidad de leche ordeñada de un animal alcanza apenas una tercera parte si se compara con la de la República Checa. Las vacas criadas en la región pertenecen en su mayoría a la raza cebú, que si bien tolera adecuadamente el clima caliente y húmedo local, su producción de leche no es muy alta. Por tal motivo, la Asociación AgroAmazónica en el marco del proyecto pretendía aumentar la producción de leche cruzando animales locales con otras razas apropiadas, como el Girolando de Brasil.

El ganado manchado checo se destaca también por su producción de leche relativamente alta, y en el pasado las dosis de inseminación de esta raza se suministraron a diferentes rincones del mundo para hacer el cruzamiento. Por eso, la Embajada de la República Checa en Colombia primero consultó la conveniencia de incluir dosis de inseminación del ganado manchado checo en el proyecto de desarrollo con el Instituto de Investigación de Producción Animal, el Ministerio de Agricultura y los ganaderos checos. Los expertos consultados recomendaron el uso de dicha raza. Finalmente, la empresa de cría checa Natural mostró interés en participar en el proyecto. Escogió las dosis de inseminación del novillo checo Rimpi que tiene adecuados parámetros de crianza para mejorar la producción de leche en el lugar de uso. Además de las 160 dosis incluidas originalmente en el proyecto, la empresa checa decidió donar 200 dosis adicionales. Según el director Jiri Hojer, la motivación de la empresa fue la siguiente: “Adquirir experiencia con los requisitos administrativos relacionados con la exportación de dosis de inseminación a un nuevo país es siempre una aportación enorme. Desde un punto de vista profesional, es interesantes conocer las peculiaridades de la demanda de respectivas razas en nuevos mercados.” Y a su vez agrega: “Aparte, en este caso logramos dejar una importante huella checa en el proyecto de cooperación al desarrollo en forma de genética de la raza manchada checa. Los beneficiarios del proyecto anticipan que esta contribución checa ayudará a aumentar la producción de las razas tropicales domésticas en varias generaciones futuras.”

La Asociación AgroAmazónica aceptó la oferta con mucho entusiasmo. Como dice Javier Guzman, director de la asociación: “Apenas vimos la tabla con los parámetros de reproducción de Rimpi, nos dimos cuenta de que sus descendientes en Caquetá podrían proporcionar a los ganaderos locales una producción de leche considerablemente mayor y de más alta calidad para su posterior procesamiento por las lecherías locales. También se puede esperar que los terneritos nacidos de cruces con el ganado local sean más sanos y resistentes a enfermedades y parásitos.” Sin embargo, esto fue solo el comienzo de un largo y penoso camino. Nunca antes se habían suministrado dosis de inseminación de origen checo a Colombia, por lo que todo el proceso de importación era un territorio inexplorado. En términos formales, el material genético debe ser transportado al país por un importador registrado en el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Gracias a los nuevos equipos veterinarios, adquiridos en el marco del proyecto de desarrollo, AgroAmazónica ya cumplía con los requisitos formales para convertirse en un importador registrado, así que empresas de cría colombianas que importan dosis de inseminación al país. Al mismo tiempo, AgroAmazónica ayudó a Natural a registrarse en el ICA como laboratorio certificado para la exportación del material genético a Colombia.

Las dosis de inseminación de bovinos manchados checos llegaron a Colombia a principios de diciembre de 2021 y serán aplicadas gradualmente a las receptoras seleccionadas. Si bien los primeros terneritos checo-colombianos nacerán al pie oriental de los Andes en el mes de septiembre de 2022, ya ahora el proyecto sobresale por varios éxitos y primacías. Natural es el primer laboratorio checo certificado para la exportación de material genético a Colombia. La Asociación AgroAmazónica se volvió la primera importadora de dosis de inseminación checa en el país. Gracias a la nueva experiencia y el equipamiento adquirido, también tiene la oportunidad de ampliar en el futuro no solo las ayudas a la comunidad agrícola local, sino también actividades comerciales de mayor valor agregado. Javier de AgroAmazónica añade: “Entre los lugareños ya se ha divulgado la noticia de que podemos suministrar dosis de inseminación de la República Checa. En el portafolio de Natural hemos encontrado varios toros reproductores que podrían mejorar la producción en las condiciones locales.” El gran interés de la parte colombiana, la relación comercial exitosamente establecida y la experiencia recién adquirida con el proceso de importación dan esperanza de que este suministro de dosis de inseminación de la República Checa a Colombia no sea el único.

Los principales beneficios del proyecto de cooperación los percibió la comunidad local. Más de 600 familias de campesinos ya se han beneficiado de las fases parciales del proyecto, en particular, de un mejor acceso a la atención veterinaria. Durante la visita de inspección en noviembre, los agricultores locales expresaron a los representantes de la Embajada su sincero agradecimiento hacia la República Checa. Ven un gran potencial a largo plazo que tendrán las nuevas cabezas de ganado checo-colombianas para la producción de leche de sus modestos rebaños. Decenas de litros de leche ordeñados de más cada día marcan una gran diferencia en su nivel de vida. Durante el viaje también se discutieron otras posibilidades de emplear las tecnologías checas no solo en la cría de ganado, sino también, en el procesamiento posterior de la leche. Por lo tanto, esperemos que la República Checa deje en Caquetá una huella positiva y duradera, y no solo en forma de una pisada de pezuña de vaca.

 

Bohdan Malaniuk, Jefe de la Sección Económica y de Cooperación, Embajada de la República Checa en Bogotá